INSTALACIÓN

En horas. Sin obras. Directamente sobre la pared.

Los paneles MSD Dress your wall están diseñados pensando en su instalación. Rápida, limpia y muy fácil.

¿Cómo se instalan nuestros paneles?


Te enseñamos cómo instalar nuestros paneles sobre cualquier superficie. Debes tener en cuenta que cuantas más juntas tengas que cubrir más tiempo tardarás en hacerlo. Pero si sigues estos consejos, quedarán a la altura de un profesional.


Instrucciones de montaje

Mide tus paredes

Calcula cuántos paneles necesitas midiendo tus paredes y cómo distribuirlos en la superficie a revestir. Ten en cuenta huecos a salvar como puertas, ventanas, interruptores…

Corta los paneles

Lo más práctico es utilizar una sierra radial con disco de diamante. Si quieres hacer un agujero para un enchufe, te recomendamos que uses una caladora o un taladro con corona. Puedes aprovechar los trozos cortados sobrantes para completar otras zonas.

Fija a la pared

Usa de 15 a 20 tornillos por panel. Mejor que sean de cabeza plana, para que queden enrasados con el panel. Puedes fijar los paneles directamente sobre la pared o sobre rastreles.

En montajes sobre placa de yeso, para una mayor seguridad del montaje, te recomendamos fijar los paneles a los perfiles que sujetan las placas de yeso con tornillo en vez de sólo a la placa con un remache.

Selecciona el tornillo adecuado, según el tipo de superficie: hormigón y piedra (taco de golpe), ladrillo y placa de yeso o tornillo para placa de yeso), madera y aglomerado (tirafondos) y estructuras de metal (tornillo broca).

Deja una pequeña separación entre los paneles. Si los paneles son de piedra, madera o ladrillo y tienen junta, toma de referencia la distancia de los materiales originales. Si los paneles no tienen junta, deja entre ellos una separación de unos 2 mm. Haz coincidir las juntas con los paneles ya colocados. Para crear esquinas, fija el panel a ras de la esquina en ambos lados.

Prepara el mástic

Mezcla el mástic y el catalizador en la siguiente proporción: 20 ml de catalizador por cada kg de mástic. Prepara la cantidad que puedas emplear en unos 15 minutos para evitar que endurezca antes de que acabes de aplicarla.

Aplícalo

Tras remover la mezcla adecuadamente, usa una espátula para cubrir con ella las juntas entre paneles y ocultar las cabezas de los tornillos. Puedes usarla también para reconstruir piedras, ladrillos, etc.

El consumo de mástic varía bastante en función del modelo y la junta a tratar, pero como orientación aproximada se puede estimar una media de 0,5-0,7 Kg/m lineal de junta.

Juntas perfectas

Con el mastic aún fresco, modélalo. Utiliza una brocha escurrida en acetona para dar textura, imitando la del panel. Pica, con ligeros toques, y estira con la brocha hasta disimular totalmente la masilla aplicada. Un peine o unos alambres atados pueden servir para simular las vetas de la madera, un cepillo puede servir para dar un aspecto “picado” a la junta... Retoca con una esponja o paño hasta que consigas la textura deseada. Luego, deja secar la mezcla aplicada 24 horas.

Retoca

Una vez seco el mástic, aplica las pinturas de retoque correspondientes a cada modelo con brocha o pistola, con pasadas suaves y sin sobrecargar. Para disponer de una gama más amplia de tonalidades, puedes mezclar entre sí las pinturas suministradas. Para usar los tintes de los modelos de madera, es imprescindible esperar al menos 24 h de secado antes de la aplicación.

Y ya lo tienes. ¡Disfruta de paredes nuevas!